junio 25, 2024

La mirada de recursos, ¿Qué es? y ¿Cómo usarla a nuestro favor?

Este es uno de mis temas favoritos, pues fue una de las primeras herramientas que entrené al especializarme como terapeuta, y sin darme cuenta, modificó la forma general en que veo la vida. La mirada de recursos, más que una herramienta, es una actitud que influencia nuestra forma de pararnos frente a la vida y las personas, como un lente que nos permite primero pensar en las capacidades del mundo y nosotros mismos, a la vez que potencia la esperanza y la confianza en que se puede alcanzar cualquier meta. Esta actitud marca la diferencia entre querer vivir para ser la mejor versión de uno mismo, y activarse al momento de resolver problemas; o el desmotivarse y quedarse quieto ante la adversidad. Quiero aclarar algo, mantener una mirada de recursos, la cual fomenta una visión positiva, no significa ser crédulos ante los problemas, o ingenuos negando la existencia de éstos, sino el observar primero las habilidades y aspectos positivos que todos tenemos, y desde ahí elegir los caminos que generaremos para avanzar, por lo que cobra gran relevancia la pregunta; ¿Qué es más provechoso ante un problema? Les propongo un ejemplo: Una pareja tiene un hijo con un problema de adicción a las drogas, que dice le ayudan a sentirse mejor.  Ahora veamos dos posibles caminos: 1) Los padres piensan que consume drogas porque quiere, y que no tiene fuerza de voluntad pues es lo único que se necesita para dejarlas, además que sus malas juntas lo llevan a eso; finalmente, al momento de plantearles la importancia de que hagan cambios en cómo se relacionan, no lo harán pues es responsabilidad del hijo cambiar; 2) La pareja entiende lo difícil que es que este salga de la adicción que tiene pues claramente indica tener un gusto a ello, y esto no lo entienden, pero lo que sí saben en lo bueno que su hijo es para los deportes, y cómo ha superado muchos problemas en el pasado, siendo un ejemplo para su hermana menor, finalmente al indicarles la necesidad de cambios en su relación con él, creen que han hecho todo lo posible, pero confían que pueden intentarlo, aunque esto sea algo incómodo, o lo consideren injusto. En ambos casos es el mismo hijo, la misma familia, y seguramente las mismas “heridas” a nivel histórico que han generado las condiciones para llegar a esto, en ningún caso desconociendo la dificultad por la que pasan o viendo todo “color de rosa”, por lo cual pregunto ¿Qué es más provechoso para resolver este problema? ¿Qué familia se activará más?


Por: David Fuenzalida Cárdenas
Psicólogo
Especialista en Psicoterapia
Breve Centrada en Soluciones

Te Puede Interesar

Leave a Reply

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.