mayo 18, 2024

Entre Pingos y Corrales: un centro ecuestre dedicado a la salud mental

El psicólogo Antonio Vicente Riquelme V., lidera una serie de talleres, cursos y terapias con equinos, donde se destaca ‘Desarrollo personal asistido por caballos’, dirigidos a niños y adultos”.

La salud mental ha tomado especial relevancia en el último tiempo como consecuencia de los cambios y dificultades que ha generado la pandemia en todos los ámbitos de la vida.

El estrés que ha generado la pandemia es imposible que no repercuta en las personas, en su estabilidad psicológica, por ello se repite el llamado a que se busque ayuda profesional, para que niños y adultos puedan ir mejorando y fortaleciendo su salud mental.

La “magia” de los caballos

En medio de la naturaleza, en el kilómetro 7,5 Sur de Punta Arenas, se ubica “Entre Pingos y Corrales”, un centro ecuestre fundado por el psicólogo, entrenador de caballos y equinoterapeuta Gino Riquelme, que formó una verdadera consulta profesional al aire libre.

Además de una serie de cursos y talleres dirigidos a todos los integrantes de la familia, realiza la terapia “Desarrollo Personal Asistido por Caballos”, una reconocida técnica a nivel mundial para trabajar la salud mental, y que a él le permite vincular el amor por los animales y su profesión, poniéndolos al servicio de la comunidad.

Antonio «Gino» Riquelme (en la foto inferior) comienza explicando que para trabajar el desarrollo personal de sus pacientes, él debe ser el primero en vivir en consecuencia y coherencia con sus pensamientos, creencias y emociones, por ello decidió invertir en su sueño, y radicarse fuera de la ciudad, donde todo gira en torno al bienestar de sus caballos y a las terapias que ofrece en el lugar.

“Cuando decidí unir mi profesión con los caballos, una de las primeras decisiones que tomé fue aprender la doma racional sin violencia, o doma India Scarpati, en la Escuela Argentina, que me parece es fundamental para llevar a cabo las terapias que realizo, porque el respeto por los animales, especialmente por los caballos, se traduce en el respeto por la vida”.

Esa perspectiva respecto al trato y a la valoración por la vida, ha permitido que las terapias en desarrollo personal obtengan resultados muy positivos, porque el caballo es un actor relevante en cada sesión, donde “se transforma en un espejo de su jinete. Si la persona está nerviosa, eso lo va a percibir el caballo, entonces obliga al paciente a darse cuenta e identificar sus emociones, a estar en el aquí y ahora, consciente de lo que está viviendo y sintiendo, y lo lleva a preguntarse por qué está sientiendo eso, y cómo lo puede regular o cambiar”, explica el profesional.

El Desarrollo Personal propicia el autoconocimiento y la consciencia plena, permite gestionar las emociones y los pensamientos, aspectos fundamentales que en cada sesión se van fortaleciendo, identificando recursos personales y adquiriendo herramientas para afrontar situaciones que se va generando junto al caballo, y que posteriormente se pueden aplicar en la cotidianidad.

“La terapia es un proceso gradual, donde la persona se va conociendo, y va comprendiendo cómo son sus reacciones, cómo toma decisiones, y sobre todo, trabaja su estado mental en el presente, sin dejarse llevar por pensamientos porque el estar con el caballo o montado sobre él, obliga a estar atento”, agrega el equinoterapeuta, lo que finalmente se convierte en un ejercicio mental para mantenerse en el ahora, reduciendo los pensamientos ansiosos y típicamente negativos.

Se añade que el ambiente natural, tranquilo, con vistas hermosas de la naturaleza, aporta al autocontrol, a la respiración pausada y consciente, todo lo que muchas veces se pierde en la rutina del día a día, pero que se puede incorporar con la práctica.

Todas las edades

A diferencia de lo que se pueda creer, el desarrollo personal puede comenzar desde la niñez. Muy bien se sabe que los niños y niñas sufren de desregulaciones emocionales, ansiedad e, incluso, depresión. El trabajo con caballos y en un ambiente calmo y natural es ideal para que las terapias parezcan diversión y no un tratamiento, con la carga emocional que eso puede generar.

Además, se puede optar por otras alternativas que dispone el centro ecuestre, como equinoterapia, amanse, doma y entrenamiento de caballos, o las clases de monta y manejo de equinos.

En este espacio ecuestre se realizan los diversos talleres y terapias con caballos. En la foto Agustina e Isidora Valdés Cattaneo muestran parte del recorrido que se efectuó junto al instructor Antonio Vicente Riquelme Valle.

Para consultas se puede llamar al +56 9 85529859 o buscar en redes sociales Entre Pingos y Corrales.

Te Puede Interesar

Leave a Reply

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.