mayo 18, 2024

La inigualable aventura de fotografiar pumas en la Patagonia

«Las fotografías que más me llenan el espíritu son las de fauna, en especial las de mi animal favorito: el puma”, declara el fotógrafo Miguel Fuentealba , y vaya que es cierto, porque las imágenes que ha captado de este felino son únicas; conmovedoras por lo salvaje y sensible a la vez”.

Oriundo de la Araucanía, desde muy pequeño estuvo en contacto con la naturaleza motivado por su abuelo materno, que sin serlo fue criado por Mapuches, y traspasó su vínculo con la Madre Tierra a su descendencia. 

Hasta el año 2000 vivió en Collipulli, y al cumplir la mayoría de edad llegó a Punta Arenas, donde decidió iniciar su camino como fotógrafo autodidacta, siempre con disciplina y compromiso. El talento ya lo traía. 

En todos estos años Miguel Fuentealba (Foto izquierda) se ha destacado por su trabajo dedicado a los pumas, consiguiendo imágenes sorprendentes, que han sido reconocidas en diversos países del mundo. Hoy es tour operador y realiza visitas de avistamiento de pumas al interior del Parque Torres del Paine: una aventura inolvidable.

¿Cómo llegaste a la fotografía de pumas, en qué momento decidiste dedicarte a esto?

 Un par de años después de llegar a Punta Arenas, conocí el Parque Nacional Torres del Paine, y fueron sus paisajes y mi primer e inesperado encuentro con un puma, los que despertaron esa semilla que mi abuelo había plantado en mí, que por diferentes motivos, hasta ese momento estaba dormida. 

Decidí que tenía que volver a recorrerlo y conocerlo en profundidad y la mejor manera que encontré de hacerlo, fue trabajando ahí. 

Conseguí trabajo en un hotel, como conductor de excursiones, aprovechaba mis tiempos muertos y salía a caminar celular en mano fotografiando principalmente paisajes y flores. Para mí era todo nuevo, no quería perderme nada, a través de la fotografía me fui involucrando y encantando. Con esas imágenes, intentaba transmitir las sensaciones que experimentaba con cada especie o lugar. La soledad y la paciencia fueron fundamentales para darme cuenta que el entorno donde me movía estaba lleno de vida y que siempre estaba pasando algo interesante. 

El puma fue apareciendo de a poco, de primera, ni siquiera me daba cuenta de su presencia, pero   luego de muchas horas en terreno, comencé a identificar algunas señales de la fauna, que advertían la presencia de un depredador y fue ahí cuando todo cambió, empecé a entender que la naturaleza tiene su ritmo, su lenguaje y una dinámica en la que el puma es la punta de la pirámide, y me propuse seguir interpretando esas señales.

Cuéntanos algún hecho que te haya marcado

Una ´anécdota´ de este tiempo, la que más recuerdo y atesoro (foto inferior), es la del día que me topé con este puma, como en ese momento no tenía mucho conocimiento, no lo vi hasta que él quiso que lo viera, 7 metros nos separaban, él estaba agazapado entre unos matorrales, apenas hicimos contacto visual salió lentamente y comenzó a acercarse, siempre agazapado, llego a unos 4 metros y mientras avanzaba, pensé; ´ya estoy acá´ …aterrado hice lo que no se recomienda y no haría nunca más, me agache un poco y a la altura de sus ojos hice varias fotos, me puse de pie muy lento y no sabría decir cuánto tiempo pasó, para mí fue una eternidad. El puma también se quedó ahí sin hacer nada, olfateó un poco y luego comenzó a caminar en dirección contraria y cada ciertos metros se detenía para mirar hacia atrás, a unos 15 metros de mi posición marco su territorio y se echó. Esa mirada se me quedo grabada en la mente, es el momento más salvaje y aterrador que me ha tocado vivir, viví el presente como nunca antes. Tener retratado el momento más tenso de este encuentro es una locura que abrió mis ojos y me hizo tomar una buena decisión. ¡Aprender!

Hoy el rostro de ese puma es nuestro logo en @Pumas_chile (IG) donde comparto las experiencias y conocimiento adquirido en terreno, la idea es que las personas puedan aprender y comprender que no se trata de un simple gato grande que se puede ir por ahí a buscarlo nada más. Hay que saber cómo reaccionar en caso de tener un encuentro fortuito. 

De alguna forma la fotografía de naturaleza se ha transformado en una pasión que me llama a ser consciente, responsable y respetuoso con los animales. 

¿Cómo preparas cada proceso, entendiendo que se requiere de toda una logística para internarse en el parque y conseguir visualizar a los pumas? 

Hoy somos tour operador, nos dedicamos al turismo de intereses especiales y nos visitan fotógrafos de todo el mundo. La mayoría de ellos busca cumplir el sueño de ver y fotografiar a este felino en su estado natural. Nuestra mayor preocupación a la hora de coordinar una salida, es dejar muy en claro a nuestros viajeros, que nuestro trabajo es de observación responsable y no persecución. Trabajar al interior del Parque Nacional Torres del Paine es bastante complejo ya que sólo podemos recorrer las zonas públicas y autorizadas, esto añade un grado de dificultad, pero a su vez es una tremenda garantía para los animales, los que pueden desplazarse sin ser molestados más de la cuenta. Nosotros contamos con equipo de fotografía y observación a distancia, indispensable para la actividad, ya que nos permite estar a 50 o más metros de distancia. 

El objetivo de nuestras salidas, es lograr ver a los animales en su rutina diaria, por lo que conocer y poder reconocer a ciertos individuos y sus territorios nos permite concentrar nuestra búsqueda en ciertas áreas. El rastreo, es la parte más interesante ya que conforme avanzamos, vamos encontrando diferentes especies de aves y paisajes para ir fotografiando. 

Una vez que logramos un avistamiento, nos mantenemos a distancia para saber en qué contexto se encuentra el animal, no es lo mismo un puma solitario que una hembra con cachorros. Una vez que logramos saber ante qué situación nos encontramos, invitamos a los viajeros a disfrutar el momento y tratar de hacer fotografías, el éxito siempre va a depender del animal. Si vemos que se incomodan, invitamos a las personas a retirarnos. Para nosotros, un encuentro es exitoso cuando nos retiramos y el animal sigue en el lugar en el que lo encontramos.  

¿Cómo proyectas tu trabajo para el futuro? 

Con mi socia Carla esperamos poder involucrarnos un poco en la educación, nos gustaría colaborar con colegios y agrupaciones, nos inquieta que una parte de la población de la región no conozca el patrimonio natural de Magallanes. A través de la fotografía, nos encantaría acercar e incentivar a las nuevas generaciones a que conozcan su naturaleza y se enamoren de ella y quieran mostrarlo al mundo. 

Te Puede Interesar

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.