mayo 18, 2024

La resaca: ¿Por qué ocurre?

En épocas de celebración existe una mayor tendencia a caer en excesos, tanto en el consumo de alimentos como de bebidas alcohólicas. Denominamos resaca o “caña” a esa desagradable sensación de malestar general que incluye síntomas como dolor de cabeza, problemas gastrointestinales, taquicardia, sensibilidad a la luz y a los ruidos, entre otros. El principal responsable de esto es el principio activo común a todas las bebidas alcohólicas, el etanol, dando lugar a una serie de disrupciones en nuestro organismo debido a:

1. Toxicidad intrínseca: Aunque nuestro organismo puede detoxificar el etanol para favorecer su excreción, la capacidad metabólica del hígado es limitada y variable, por lo que una ingesta exagerada provocará la acumulación de etanol y su metabolito, acetaldehído, ambos tóxicos para nuestro organismo, sobre todo a nivel del sistema nervioso central. 

2. Deshidratación: El alcohol en sí presenta un efecto diurético, potenciado por el bloqueo de la hormona antidiurética por parte del etanol, lo que limita la capacidad del organismo para captar agua y regular la hidratación de sus tejidos.

3. Hipoglucemia: El proceso de metabolización del etanol compite con las vías relacionadas a la producción de glucosa, reduciendo los niveles de esta en la sangre y por consiguiente la disponibilidad de fuentes de energía para los tejidos del organismo.

     Es importante señalar que, pese a las creencias populares, no existe una receta mágica para curar o prevenir los efectos nocivos del consumo abusivo de alcohol, por lo que la moderación resulta clave para evitarlos. Sin embargo, al consumir alcohol resulta prudente haber injerido alimentos previamente y beber de forma pausada, intercalando la ingesta de alcohol con el consumo de agua para evitar la deshidratación. Se debe considerar que las bebidas de color más oscuro tienden a presentar sustancias que pueden complementar la toxicidad descrita, lo mismo se debe considerar respecto al hábito tabáquico, por los efectos de la nicotina, así como sobre el consumo de medicamentos, requiriéndose especial cuidado con aquellos para los que se han descrito efectos hepatotóxicos o depresores del sistema nervioso central. 

Algunos consejos para enfrentar la Resaca:

Aproximadamente, la resaca se extiende por 24 horas, tiempo durante el cual es esencial descansar y dormir, evitando esfuerzos innecesarios, considerando que las capacidades mentales y físicas se encontrarán limitadas, durante ese tiempo:

• Mantener una hidratación adecuada, evitando bebidas ricas en cafeína. Las infusiones de diente de león, cardomariano, jengibre, manzanilla o menta pudiesen ser prácticas, dependiendo de la sintomatología del individuo.

• Evitar consumo exagerado de alimentos, especialmente grasas y sustancias irritantes. Pese a lo anterior es importante no saltarse las comidas para evitar la hipoglicemia.

• El consumo de verduras y frutas es importante para reponer nutrientes, incluso se ha descrito la presencia de sustancias hepatoprotectoras en algunas de ellas (Ej: alcachofa o brócoli).

• Los suplementos vitamínicos ayudan a reponer nutrientes, pero no hay evidencia concreta de que puedan evitar o combatir la resaca con mayor eficacia que otras intervenciones dietéticas.

• Evitar el consumo de paracetamol o el uso de altas dosis de otros analgésicos, ya que pueden incrementar los efectos adversos sobre el hígado o el estómago.

• El uso de antiácidos puede ayudar a combatir la acidez estomacal, aunque debe evitarse su consumo conjunto con alimentos o medicamentos para no alterar su absorción normal.

Por LUIS GONZÁLEZ BURGOS
Químico Farmacéutico, Ms. Tox. Escuela de Medicina Universidad de Magallanes

Te Puede Interesar

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.