mayo 18, 2024

Incontinencia Urinaria: Una condición silenciada 

La Incontinencia Urinaria (IU) es una condición de mayor prevalencia en el sexo femenino y durante la tercera edad, pero puede afectar a cualquier persona. Suele estar asociada a disfunciones del sistema nervioso, la vejiga y/o los músculos del suelo pélvico, ocasionando pérdidas involuntarias de orina, situación que muchos ocultan por el efecto negativo sobre su autoestima, lo que también dificulta una oportuna atención sanitaria.

Si bien existen diversas clasificaciones al respecto, podemos hablar de tres grandes tipos de IU:

IU de Urgencia: Se caracteriza por la necesidad de orinar con excesiva frecuencia y pérdidas de orina debido a la incapacidad por retener el contenido urinario hasta llegar al baño.

IU de Esfuerzo: Se caracteriza por dar lugar a pérdidas de orina al realizar esfuerzos que puedan causar presión sobre la vejiga, como estornudar, toser, reír o hacer ejercicio, entre otros.

IU Mixta: Se caracteriza por la convivencia de elementos de las dos formas ya descritas.

Ante cualquiera de estas formas, el primer paso recomendado será solicitar una adecuada valoración médica, que permita identificar la gravedad de la condición, sus factores determinantes y el tratamiento a seguir, lo que puede implicar rehabilitación, uso de fármacos o cirugía. 

No obstante lo anterior, es posible identificar una serie de hábitos que pueden mejorar la calidad de vida en pacientes con IU e incluso resolver la condición:

• Mantener una dieta equilibrada y rica en fibra, ya que el sobrepeso y el estreñimiento favorecen la incontinencia. Suplementos como las semillas de calabaza o el germen de soya pueden aportar sustancias beneficiosas para la salud genitourinaria.

• Mantener una adecuada hidratación, pero limitando la ingesta antes de dormir para evitar la urgencia urinaria nocturna y la calidad del sueño.

• Evitar el consumo excesivo de bebidas alcohólicas y estimulantes con efectos diuréticos, como el café o el té.

• Evitar fumar, contraproducente en incontinencia por esfuerzo al causar tos por la irritación del árbol respiratorio

• Entrenar el suelo pélvico a través de ejercicios que fortalezcan su musculatura. Es recomendable la guía de un profesional capacitado, al menos al comienzo, para desarrollar una rutina individualizada.

La incontinencia Urinaria no tratada puede dar lugar no solo a problemas psicológicos y sociales, sino también trastornos dermatológicos, infecciones y pérdida del deseo sexual, por lo que es importante dejar de tratar el tema como un tabú y buscar atención oportuna.

Por LUIS GONZÁLEZ BURGOS
Químico Farmacéutico, Ms. Tox. Escuela de Medicina Universidad de Magallanes

Te Puede Interesar

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.