mayo 18, 2024

Síndromes hipertensivos del embarazo: la importancia de cuidar la presión arterial

 Entre un 2% y un 5% de las mujeres embarazadas que llegan al Hospital Clínico, sufren de preeclampsia”.

Cuando hablamos de presión arterial nos referimos a la fuerza que ejerce la sangre contra las paredes de las arterias. Cuando esta fuerza es muy alta, se llama hipertensión.

Si bien existen formas de controlar esta enfermedad, cuando se produce durante el periodo de embarazo, el riesgo para la madre y para el bebé es mucho mayor.

“Todas las cosas que uno hace en la medicina, son un balance entre los riesgos y los beneficios. Entonces, muchas veces ante una condición severa, es mejor interrumpir el embarazo, por el riesgo asociado para la madre y, secundariamente, para la guagua. Sabemos que la mamá es la mejor incubadora para la guagüita, pero si pone en riesgo su vida y la del bebé, hay que interrumpir el embarazo”, explica la ginecóloga del CR Mujer del Hospital Clínico Magallanes, Valentina De Petris Valverde.

Entre los síndromes hipertensivos, se encuentra la preeclampsia o toxemia del embarazo y eclampsia, además de la hipertensión crónica, que puede aparecer antes o durante el embarazo, pero que no tiene que ver con el periodo en sí.

“Hoy en día, como las mujeres son más añosas de lo que eran antes cuando se embarazan, y además tienen ciertas condiciones asociadas, como sobrepeso o sedentarismo, todo eso predispone a que haya mujeres que ya son hipertensas crónicas. Eso se puede pesquisar precozmente también en el embarazo. Una mamá embarazada y con presiones altas desde el comienzo no tiene preeclampsia, es hipertensión crónica. Y esa es una condición que predispone, o sea, la preeclampsia se puede agregar sobre eso”, explica la especialista.

La preeclampsia se produce por causas desconocidas y se desarrolla a partir de la semana número 20 de gestación. Su incidencia es mayor durante el primer embarazo, en embarazadas adolescentes o mayores de 40 años, y en aquellas mujeres cuyas madres o hermanas tuvieron la enfermedad.

“La preeclamsia tiene ciertas características que tienen que ver, no sólo con el alza de presión, sino con particularidades que se detectan en exámenes de laboratorio, principalmente en la orina. Quienes la padecen, eliminan proteínas por la orina, que es lo que le da el sello característico”, añade De Petris.

Eclampsia

La eclampsia es menos común. En Magallanes, afecta a menos del 1% de quienes padecen preeclampsia y acuden a atención en el Hospital Clínico.

Se trata del cuadro más grave de la toxemia del embarazo, que se caracteriza porque la mujer presenta convulsiones, además de agitación intensa, pérdida de conciencia y ausencia de respiración durante breves periodos, junto con posibles dolores músculo-esqueléticos y alteraciones en la retina.

Según indicó la especialista, la eclampsia es prevenible con medicamentos que se utilizan en la práctica clínica habitual.

Prevención

Si bien hay factores que pueden derivar en preeclampsia y que no se pueden modificar, como la genética o la edad, hay otros que es mejor considerar, para poder tomar acciones tempranas que permitan evitar este tipo de enfermedades.

Mantener un peso adecuado durante el embarazo, evitar el estrés, una dieta rica en calcio y en antioxidantes, además de consumir complementos de ácido fólico, son algunos de los cuidados que se pueden tomar, para mantener un proceso sano y evitar sustos durante la etapa gestacional.

Síndromes Hipertensivos

Preeclampsia: En riesgo si:

• Antes del embarazo ya tenía hipertensión crónica
• Tuvo presión arterial alta o preeclampsia en un embarazo anterior
• Tiene obesidad
• Es mayor de 40 años al momento del embarazo
• Tiene embarazo múltiple
• Tiene antecedentes familiares
• Sufre de otras enfermedades, como diabetes, lupus o trombofilia

Síntomas:

• Presión arterial alta
• Hinchazón en cara y manos, principalmente
• Dolor de cabeza constante
• Problemas para ver bien
• Dolor en la parte superior derecha del abdomen
• Dificultad para respirar
• Demasiada proteína en la orina

Si la preeclampsia evoluciona a eclampsia, los síntomas son los siguientes:

• Molestias o dolores musculares
• Crisis epiléptica (convulsiones)
• Agitación intensa
• Disminución del nivel de conciencia o pérdida del conocimiento

Te Puede Interesar

Leave a Reply

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.