junio 25, 2024

Estrés…Algunas ideas para quitarnos al gigante sobre nuestro pecho

Me gustaría dar un abordaje práctico para confrontar el estrés, en vista que en la actualidad es una de las principales causas de inicio y mantención en las patologías de salud integral, tanto al generar una serie de síntomas, como al afectar nuestra motivación al cambio. Para esto tomemos conciencia respecto de tres áreas a trabajar.

1) Nuestra situación actual base: si no estamos bien en torno a la alimentación, el sueño, la percepción que tenemos de nosotros mismos, y en general el mantener un grado básico de bienestar, estamos en desventaja ante cualquier situación estresante, o de cualquier otro tipo. No podemos esperar dar el 100% de nosotros, si la “bencina” que consumimos, es de mala calidad. Tenemos que invertir inicialmente en nosotros para estar lo más preparados a la hora de enfrentarnos al estrés. Esto no significa seguir lo que la sociedad considera necesariamente saludable (ellos más bien esperan que seamos adecuados), lo que debemos buscar es nuestro bienestar y el ideal de nosotros mismos.

2) El negativismo y la pérdida de la esperanza: Cada vez que estamos ante una situación que nos genera gran preocupación y ansiedad (síntomas del estrés) tendemos a visualizar únicamente los resultados negativos, lo cual nos lleva a tener gran malestar y que busquemos cómo evadir dicha situación al mismo tiempo que nos hace creer que esto durará mucho tiempo, o incluso que no cesará. Piensa de forma POSITIVA, entrénate para ver en los problemas, en los otros y en ti mismo, las oportunidades de salir adelante, y conseguir lo que quieres, y ten en cuenta que cada día que pasa y que invertimos en las soluciones, el malestar disminuirá, e incluso en algún momento desaparecerá, para dar lugar a algo mejor.

3) El discurso interno: Aprendamos a hablarnos, pero no para culparnos, o maltratarnos por cómo no hemos salido de los problemas, sino para animarnos, descubrir soluciones (creativas e incluso locas), y para entender dos cosas muy importantes, somos responsables de resolver nuestros problemas, y trabajando activamente para ello, podemos hacerlo. Entrena esta habilidad, conversa sobre ti, exprésate con otros, y dejemos de suponer, pues en el imaginario vive muchas veces el estrés.

Finalmente quiero recordarte algo fundamental… RESPIRA, tómate una pausa, desarróllate en otros aspectos que te den felicidad, y ten en mente que, nuestro propósito no es sobrevivir, sino VIVIR e invertir en nosotros mismos, en nuestras relaciones y en la vida que merecemos.

 


POR: David Fuenzalida Cárdenas

Psicólogo
Especialista en Psicoterapia
Breve Centrada en Soluciones

Te Puede Interesar

Leave a Reply

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.