mayo 18, 2024

La pandemia del Covid-19 está entregando muchas lecciones respecto a las respuestas que debe brindar las autoridades políticas, sanitarias y la población en general. Una de ellas es mejorar la articulación entre el control epidémico y el informar debidamente a la comunidad sobre la importancia del autocuidado y la concientización que todos debemos tener frente a una pandemia como el Covid-19.

En este sentido, junto a la estrategia de control sanitario, la habilitación y reforzamiento de la red asistencial con personal extraordinario de servicio y equipamiento adicional al existente, se debe coordinar la implementación de una estrategia de comunicaciones que tenga varios objetivos y acciones a desarrollar. Principalmente, crear consciencia en la comunidad y en el imaginario colectivo sobre lo nocivo y riesgoso de la enfermedad, teniendo presente el carácter altamente contagioso del virus. Lo anterior se logra por medio de un plan de comunicaciones que considere a todos los medios de comunicación a nivel nacional, regional y local, los cuales deben informar en forma correcta y acorde a las orientaciones de la autoridad sanitaria sobre la evolución del virus, para evitar sobre todo la aparición de fake news o de expertos con poca preparación que terminen por acrecentar la noción de descontrol del virus, generando desorientación y dando pie a la aparición de la infodemia. Esta última se caracteriza por una excesiva cantidad de información que se transmite de manera incorrecta, generando confusión a las personas y finalmente desinformación, lo que deriva en rumores y finalmente realidades mal comprendidas. De acuerdo a la Organización Panamericana de la Salud, el peligro de la infodemia derivada en desinformación, dificulta la toma de decisiones y el hallazgo de fuentes confiables y verídicas cuando se necesitan, también la confusión genera en las personas trastornos de salud mental como cuadros de ansiedad, depresión, angustia, entre otros.

Ante tal escenario descrito, ¿Cómo podemos evitar la infodemia? Primero, reforzando la articulación entre la autoridad sanitaria y los medios de comunicación, incentivando la transmisión de mensajes educativos sobre los cuidados frente al Covid-19. Segundo, recurriendo a fuentes confiables de información provistas por la autoridad sanitaria a través de sus diversos canales de comunicación, o bien instituciones y organismos de salud acreditados y legitimados por especialistas en la materia. Por último, creer en el personal de salud, ya que su trabajo amparado en las ciencias básicas y aplicadas, está preparado y actualmente  absorbe permanentemente experiencia en el tratamiento de virus como el Covid-19.

Diego Arancibia Morales
Académico Universidad Central

Te Puede Interesar

Leave a Reply

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.