mayo 18, 2024

Reflexiones sobre género y desigualdad: Derechos Humanos universales

Todos los seres humanos nacen libres e iguales en su dignidad y derechos”, se produce el reconocimiento a la dignidad de la persona humana, con ello se explicita que no debe existir exclusión, distinción especial ni discriminación por nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, lengua, religión o cualquier otra condición y en ello se incluye el género, un determinante social de la salud (O.N.U.1946).

En la historia de la humanidad, alcanzar el pleno derecho para lograr la igualdad de oportunidades de hombres, mujeres e intersexuados, ha sido con grandes luchas y pérdidas humanas; desde la ética social lo que se espera es alcanzar plena justicia social, siendo el género -“atribución de cualidades individuales y sociales construidas socialmente para cada sexo”- uno de los determinantes sociales en salud más desiguales, en lo que se refiere a aspectos políticos, económicos, sociales, educativos, filosóficos y legales desde lo masculino sobre lo femenino.

Esto obliga a los Estados parte a promover y proteger estos derechos y libertades fundamentales: el derecho a la vida, a la libertad, al no sometimiento de esclavitud ni tortura, a la libertad de expresión y opinión, a la vida privada, educación, al trabajo, al derecho sexual y reproductivo, entre otros derechos políticos y económicos.

El Gobierno de Chile, como Estado parte, ha debido ir construyendo, desde su propio compromiso como Estado, diversas leyes, normas y reglamentos para avanzar en los acuerdos ratificados junto con las luchas y manifestaciones activas y comprometidas de la sociedad civil, que defienden sus derechos, siendo insuficiente para lograr el cambio de la cultura patriarcal en que nos desarrollamos como sociedad.

Los roles de género se inculcan desde la primera infancia, muchas veces sin advertir el menoscabo y la desventaja que se provoca a las mujeres, encasillándolas en tareas domésticas y dejándolas principalmente en la esfera privada.

El peso de los roles

Las personas desde que nacemos interactuamos con otras personas y en este proceso de crecimiento y desarrollo se producen aprendizajes relacionados con los roles que a cada uno le compete como mandato social, lo cual se replica transgeneracionalmente, así entonces es donde se asocia y persiste en lo cotidiano que la masculinidad es parte del poder, la vida pública y la racionalidad, en tanto, la feminidad lo es con la vida privada y la subordinación al hombre: se usa un lenguaje androcentrista que modula un valor superior a lo masculino. Según la “Teoría de la Socialización Diferencial de Walter y Burton, las personas adquieren identidades diferenciadas de género que conllevan estilos cognitivos, actitudinales y conductuales, códigos axiológicos, morales y normas estereotípicas de la conducta asignada a cada género.”

Son múltiples los ejemplos del diario vivir donde se reflejan y expresan las desigualdades de género; en los establecimientos educativos de primera infancia, aún se replican estereotipos relacionados con repetir en los juegos los mandatos sociales de ser hombre o mujer, las niñas juegan a las muñecas, a cocinar, ser mamá y cuidadora; y los niños a jugar con camiones, autos y armas de diversos tipos. Los videojuegos infantiles e incluso los cuentos infantiles y videos de Youtube para niños replican la aceptación de la violencia como natural, las canciones que más conocen y bailan en la primera y segunda infancia son los reggaetones, inocentemente ellas replican modelos sexistas de comportamiento social y también se exponen a niñas menores a concursos de belleza disfrazadas de adultas sexuales, actividad que no deberían desarrollarse dado que replican el sexismo.

Micromachismo

En los relatos de vivencias de mujeres víctimas, indican que ellos intentan convencerlas que son los dueños de la razón y de ellas mismas mediante diversas actitudes: mirada atemorizante o uso de voz alta, anularla sin considerar su opinión, decirle que ella no sabe y no tiene derecho a opinar, limitar el uso de los dineros que aporta o quitándoselo para tomar el control económico, exigir intimidad sexual en cualquier momento como si fuera un objeto, no permitir que estudie o trabaje, inducir a cuidar a otros para evitar que tenga tiempo libre y derecho a recreación; así como prometer portarse bien y hacer regalos frente a una posible separación, constituyéndose un círculo de violencia continuo y progresivo.

Luis Bonino, psicoterapeuta español, con vasta experiencia en temas de violencia nos plantea el término “´micromachismo´ referido a -micro- lo capilar, lo que no se percibe, lo que está en los límites de la evidencia, con el término -machismo- que designa la ideología de la dominación y alude a los comportamientos de inferiorización de los hombres hacia las mujeres”. Esta situación permite que se legitimen situaciones sin ser consideradas violencia de género. El hombre “intenta con estas conductas reafirmar la cultura tradicional de roles que asigna a mujeres y hombres, cuya identidad masculina se sustenta en la creencia de superioridad y su autonomía autoafirmativa”.

La Organización de Naciones Unidas en su acción publicada para el 2015, planteaba que, para retirar la violencia de género, se requiere involucrar a los hombres, formando líderes mundiales que favorezcan la igualdad de género.

La desigualdad de género, social y culturalmente, hoy en día, está representada por la discriminación injusta hacia las personas por su género referido a su vida privada, situación que se manifiesta en agresiones invasivas o arbitrarias por parte de terceros o de la misma autoridad:  Debemos respetar a todas las personas en su diversidad de género: masculino, femenino, transgénero, queers e identidades diversas.

Incorporar la determinante social de género en las políticas públicas de salud para establecer la igualdad  de oportunidades y derechos es  un gran desafío.

Por María Isabel Velich Uribe, D.S.P. Enc. Programa Mujer S.S.R. Infancia y Género

Te Puede Interesar

Leave a Reply

You have been successfully Subscribed! Ops! Something went wrong, please try again.

Siguenos

© 2022 Todos Los Derechos Reservados.